Sobre mí

Al principio vine a Barcelona sola por trabajo y tuve ayuda de compañeros en la apertura de cuentas bancarias, en la organización para obtener un NIE, empadronamiento etc etc etc! Fue un intensivo proceso de aprendizaje (especialmente con mi muy limitado español e inexistente catalán). Conocí a mi marido unos 9 meses después de llegar, por lo que todo el papeleo se hizo algo más fácil de manejar con su ayuda! Sin embargo, iba como en un cohete en lo que a integración cultural se refiere. Todos los eventos sociales con sus amigos y familia eran muy divertidos, pero terminaba con un dolor de cabeza terrible tratando de mantenerme en las conversaciones por el constante cambio entre español y catalán … intentar aprender uno a la vez fue un reto interesante! Todos estos años más tarde, me siento muy afortunada de haber conocido a Alberto y de haber tenido la oportunidad de ser guiada e inmersa en la cultura local.

Barcelona es una ciudad muy diversa y ecléctica en la que siempre puedes encontrar un pequeño rincón que encaja contigo y que realmente te permite vivir la vida que os hará a ti y a tu familia felices.

Empezar una familia fue un proceso difícil, ya que tuvimos que realizar un tratamiento de fertilidad, pero tuvimos la suerte de que Barcelona es un centro de excelencia en fecundación in vitro. Ahora soy madre de dos niños, ambos nacidos en Barcelona en un sistema de salud muy diferente a la que estaba acostumbrada en el Reino Unido.

Aquí tenemos un muy fuerte círculo de amigos de habla inglesa que se han convertido en familia para nosotros. Ser capaz de integrarse en la vida local y tener amigos de diferentes culturas y orígenes ha hecho que nuestras vidas aquí sean absolutamente increíbles. Me encanta formar parte de las aventuras de la gente. Espero poder ayudarte cuando tomes la decisión de venir a vivir en esta extraordinaria ciudad.